¿Por qué ser previsor y pensar en un seguro de decesos?

Seguro de decesos

A muchos nos preocupan las cargas familiares que podemos dejar a nuestros seres más queridos en el momento de nuestro fallecimiento. Pensar en un seguro de decesos es una buena solución que ayuda, en un momento emocionalmente tan difícil, a hacer frente a las numerosas gestiones que inevitablemente se han de llevar a cabo y cubre los gastos derivados del sepelio.

¿Qué es el seguro de decesos?

El seguro de decesos es un seguro económico que cubre todo el gasto derivado del fallecimiento del asegurado, hasta el capital concertado con la aseguradora, y facilita la gestión de los trámites pertinentes tras la defunción.

La póliza tiene un carácter vitalicio, por lo que se mantiene hasta el momento del fallecimiento del asegurado. En el caso de que se decida cancelar el seguro con antelación, las aseguradoras suelen retornar la prima, aunque bajo algunas condiciones y dentro de un periodo estipulado.

¿Por qué es recomendable contratarlo?

Contar con un seguro de decesos aporta tranquilidad durante todo el proceso en estos momentos tan difíciles. Significa un apoyo importante para las familias ya que, además de afrontar este trago tan duro, a veces tienen que hacerse cargo de este gasto de forma inesperada y enfrentarse a una gran variedad de trámites y papeleos que hay que gestionar, durante y después del sepelio. Esta cobertura no solo evita el pago de los gastos derivados de la defunción, sino que también se encarga de simplificar las gestiones pertinentes.

Las coberturas básicas del seguro de decesos suelen incluir el servicio funerario. El féretro, las flores, la preparación del cuerpo del fallecido, los servicios del tanatorio, el coche de acompañamiento, los recordatorios, la ceremonia funeral, los gastos de inhumación e incineración y la lápida son aspectos que suelen quedar cubiertos.

En la póliza también se incluyen las gestiones administrativas. Un profesional ofrece la tramitación o el asesoramiento necesario para las gestiones con la Administración, la Seguridad Social y otras diligencias derivadas de la situación.

Seguro de decesos

Como cobertura opcional, es habitual que se incluya en la póliza la repatriación del cuerpo del fallecido si se encuentra fuera del país en el momento de la defunción.

Además, si tras el sepelio no se ha utilizado la cantidad completa de la prima contratada, la cantidad restante será devuelta a los familiares herederos.

El seguro A-V Decesos de MGC Mutua ofrece cobertura total de los gastos y un servicio de orientación a las familias

A-V Decesos es un seguro económico que cubre los gastos derivados del entierro y un amplio servicio de orientación sobre las múltiples gestiones que, inevitablemente, hay que hacer después de la defunción de una persona.

A-V Decesos garantiza:

  • Tramitación del servicio del entierro o reembolso de los gastos.
  • Repatriación, si es necesario, desde cualquier lugar del mundo.
  • Servicio de Orientación, que incluye:
    • Solicitud del certificado literal de defunción.
    • Inscripción de la defunción en el libro de familia.
    • Tramitación del expediente de corrección registral del Registro de Defunción.
    • Solicitud de certificado de matrimonio.
    • Solicitud de fe de vida.
    • Comunicación de la defunción a la Seguridad Social.
    • Solicitud de la pensión de viudedad o de orfandad.
    • Solicitud del auxilio para el entierro.
    • Variaciones en la cartilla de la Seguridad Social.
    • Cambio de titularidad de nicho.
    • Certificado en el Registro de Actos de Última Voluntad.

Solicítanos más información contactando con nosotros a través del siguiente formulario o llamando al teléfono 93 414 36 00.