5 frutas de temporada para comer en agosto y sus beneficios saludables

sandía

Introducir en nuestro menú alimentos frescos de temporada llena nuestros platos de sabor y nutrientes, por lo que son la mejor opción para nuestra salud. ¿Qué frutas de temporada podemos encontrar en agosto y cuáles son sus beneficios?

La naturaleza es sabia y nos proporciona en cada momento lo que necesitamos. Durante el verano, por el calor, se suda más. Ésto hace que el cuerpo se deshidrate con más facilidad y pierda minerales, por lo que aumentan nuestras necesidades de agua y nutrientes. También necesitamos sentirnos más ligeros, por lo que debemos aportar a nuestro organismo mucha fibra. Las frutas de verano son generalmente jugosas, muy coloridas y de sabor dulce, y su consumo nos aporta el agua, las vitaminas y los oligoelementos que necesitamos en esta época, además de que, como son de temporada, resultan más económicas.

Muchas frutas pueden encontrarse durante todo el año en los mercados, como el plátano, el coco, el aguacate, la piña o la lima, pero puede ser porque tienen diferentes variedades, son productos de importación o se mantienen en cámaras. En este artículo hemos elegido cinco frutas de temporada con grandes propiedades saludables que podemos consumir en agosto.

Sandía

Es refrescante, hidratante y diurética, con un gran contenido de agua (93%) y muy bajo contenido calórico (aproximadamente 20 calorías por cada 100 gramos), por lo que es muy apropiada en dietas de adelgazamiento. Contiene mucha vitamina A, que ayuda al desarrollo de los huesos y a combatir infecciones, y vitamina C y potasio, que contribuye a mantener el equilibrio hidrosalino del organismo. Su llamativo color rojo se debe al licopeno, una sustancia que, además, le aporta propiedades antioxidantes.

Melón

melón

Al igual que la sandía, su gran contenido en agua (90%) y potasio la convierte en una fruta refrescante, hidratante y diurética, que ayuda a evitar la retención de líquidos. Es baja en calorías y rica en vitaminas antioxidantes y betacaroteno, lo que potencia las defensas y previene contra el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Destaca su alto contenido en vitamina C (100 gramos aportan más de la mitad de la cantidad diaria recomendada). Como tiene muy poca cantidad de azúcar, al igual que la sandía, es una fruta apta para diabéticos.

Ciruela Claudia

ciruelas claudia

La ciruela tiene propiedades ligeramente laxantes, debido al sorbitol, y fibra soluble, lo que favorece el tránsito intestinal y ayuda a reducir la cantidad de colesterol en la sangre. La piel de color verde de la variedad Claudia tiene una capa cerosa que retiene el agua en el interior, lo que la hace jugosa y dulce. Tiene una alta composición de agua e hidratos de carbono y un valor energético bajo. Como otras ciruelas, son ricas en vitaminas, sobre todo vitamina E, con gran poder antioxidante que retrasa el envejecimiento, y vitaminas A y C. Son ricas en minerales, destacando el hierro, el potasio, el magnesio y el calcio que ayudan a mejorar los casos de anemia y los estados depresivos.

Albaricoque

albaricoques

El albaricoque es una fruta muy refrescante, por su alto contenido en agua, y su aporte energético es más bien bajo. Es rico en vitaminas, como la provitamina A (beta-caroteno), beneficiosa para la visión, la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Y en minerales, sobre todo potasio, necesario para el buen funcionamiento del sistema nerviosos y muscular, calcio y magnesio, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal, los nervios y músculos, forma parte de los huesos y los dientes, y también mejora las defensas.

Higo

higos

Se pueden encontrar hacia el final del verano. Los higos contienen un gran porcentaje de agua y, aunque no contienen un gran aporte calórico, es superior al de otras frutas, por lo que son un excelente reconstituyente tras la actividad física. Es un fruto rico en fibra y semillas, lo que le otorga propiedades digestivas y lo hacen apropiado en casos de estreñimiento o irritación intestinal. Sin embargo, no es conveniente abusar en estos casos, ya que también tiene un efecto laxante. La gran cantidad de fibra hace que los higos sean adecuados para las dietas de adelgazamiento, ya que también tienen un efecto saciante. Es una fuente importante de potasio, por lo que también tiene propiedades alcalinizantes y diuréticas.

Recuerda que las autoridades sanitarias recomiendan el consumo de cinco raciones de fruta y verdura como base de una dieta equilibrada y saludable.