¿Por qué contratar un seguro de vida?

protección de la familia

Contratar o no un seguro de vida es una cuestión que muchos se plantean al pensar en el futuro. ¿Realmente merece la pena o puede ser un gasto innecesario? Aunque no es obligatorio y en última instancia la decisión es personal, es una manera de proteger a los seres más queridos en caso de enfermedad, invalidez o fallecimiento del asegurado, y es recomendable cuando se tiene una hipoteca o se quiere garantizar la formación de los hijos.

¿Qué es un seguro de vida?

El seguro de Vida es una póliza que garantiza una indemnización económica determinada a los seres más queridos en caso de que ocurra un siniestro o una enfermedad grave que suponga la invalidez del asegurado o, incluso, su fallecimiento. Garantizar la seguridad de la familia es la principal razón por la que se suelen contratar estas pólizas, sobre todo cuando la economía familiar depende del asegurado.

¿Cómo nos protege un seguro de vida?

La indemnización económica del seguro de vida puede ser un apoyo fundamental en situaciones imprevistas o de riesgo.

Protege a la familia tras el fallecimiento.

Cuando el soporte económico familiar depende en gran parte, o totalmente, de los ingresos de una sola persona, la cobertura básica garantiza que los beneficiarios de la póliza dispondrán de una indemnización o una renta, fijada previamente, que reduzca el impacto económico. Esta cantidad también puede ayudar a cubrir los gastos más urgentes tras el fallecimiento o, dependiendo de la Comunidad Autónoma, cubrir el Impuesto de Sucesiones.

Aunque todos los seguros de vida protegen ante la muerte natural, algunas pólizas también cubren la muerte por accidente de tráfico e incluyen la posibilidad de asegurar una prima específica ante cualquier tipo de accidente.

Asegura el futuro de los hijos.

Los hijos siempre nos preocupan y es una de las causas por las que suele contratarse un seguro de vida. La indemnización del seguro tras el fallecimiento del progenitor, si se calcula con cuidado la cuota, puede garantizar una independencia económica que cubra sus gastos. También hay algunas modalidades que garantizan la continuidad de sus estudios para que los menores no tengan que abandonar el centro en el que están matriculados por no poder hacer frente a los pagos.

Por otro lado, hay modalidades de Seguros de Ahorro que permiten amortizar de forma periódica una cantidad concreta que sirva para cubrir los estudios universitarios de los hijos, aunque los padres vivan.

Proteger la hipoteca.

En España, el 60% de las personas están pagando una hipoteca. Muchos bancos ofrecen mejores condiciones si se contrata, además, un seguro de vida. Aunque no es obligatorio, la muerte de uno de los miembros de la unidad familiar puede suponer un lastre económico que ponga en peligro la vivienda. El seguro de vida es una forma de garantizar que, en caso de fallecimiento, el capital asegurado permita cancelar las cuotas que todavía no se hayan pagado y liberar así a la familia de esta carga económica.

mujer pensativa

Cobertura por invalidez.

Es uno de los complementos más habituales que se pueden incluir en el seguro de vida. Si, debido a una incapacidad total o permanente, el asegurado no puede continuar desempeñando su actividad laboral o la invalidez supone asumir tratamientos costosos, es probable que se presente una situación económica complicada. Con esta cobertura, el seguro de vida puede adelantar el capital asegurado u otorgar una renta durante el periodo de tiempo que dura la cobertura, para que se puedan hacer frente a los gastos.

Cobertura por enfermedad grave.

Cuando se diagnostica una enfermedad grave, como puede ser el cáncer, o se produce un accidente cardiovascular, entre otras situaciones, también es probable que no se pueda seguir desempeñando la actividad laboral. A todo ésto hay que unir los gastos médicos o la necesidad de asistencia domicilio, por lo que añadir una cobertura por accidente a nuestro seguro de vida es otra opción posible. En este caso se puede solicitar a la compañía un anticipo del capital asegurado, ya sea de forma total o parcial. Junto a la cobertura por invalidez, es una de las esenciales para garantizar la estabilidad económica de los trabajadores autónomos ante estos imprevistos

En general, el seguro de vida, ya sea como garantía ante el fallecimiento o como una rentabilidad para el futuro, implica tener la tranquilidad de contar con un capital asegurado que cubra nuestras necesidades y las de nuestros seres queridos cuando más nos hace falta.

Los seguros de Mútua General de Catalunya te ofrecen diferentes coberturas de vida y accidentes

ciclista rápido

Con las coberturas de vida de la Mútua asegurará el futuro de su familia. Le ofrecemos un amplio abanico de seguros de vida que podrá modular según sus necesidades.

  • A-V Vida Anual Renovable. Un seguro de vida, renovable cada año, que garantiza a los familiares del asegurado un importante apoyo económico en caso de que pase lo peor. Incluye un avance del capital en caso de cáncer femenino.
  • A-V Accidentes. Un seguro que garantiza una indemnización económica en caso de muerte o lesiones a causa de un accidente.
  • A-V Decesos. Un seguro económico que cubre los gastos derivados del entierro y un amplio servicio de orientación sobre las múltiples gestiones que, inevitablemente, hay que hacer después de la defunción de una persona.
  • A-V Renta Estudios. Para quienes proteger el futuro de los hijos es prioritario. Cada año más niños y niñas de los que pensamos se quedan huérfanos de padre o madre, o estos quedan inválidos. El coste de sus estudios, desde P3 hasta 2º de bachillerato, puede llegar a los 40.000 €.

Solicita más información llamando al 93 414 36 00.