Muere el dibujante Josep María Blanco, uno de los históricos del ‘TBO’, amigo y colaborador de la Fundación MGC

El veterano dibujante de cómic Josep María Blanco Ibarz falleció el pasado miércoles 29 de mayo a los 92 años. Amigo y colaborador desinteresado de la Fundación MGC, nos regaló más de 160 viñetas con consejos de salud sobre muy diversos temas, como la diabetes, el sobrepeso, la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, el cáncer, las adicciones, y muchos otros, que desde 2008 decoran los pasillos del Centro Médico de la Mutua.

El prolífico dibujante, tenía un vínculo de amistad con el actual presidente de la entidad, el Dr. Bartomeu Vicens, con quien trabajó para ilustrar en viñetas los consejos de salud de la Fundación MGC que se emitían por radio y que redactó el mismo Dr. Vicens.

Movido por la voluntad de hacer divulgación de la salud desde la prevención, de manera didáctica y amable, Josep Maria Blanco dedicó su tiempo y su talento a plasmar en viñetas situaciones cotidianas en las que se trataban temas de salud de muy diversa índole, siempre con su característico estilo y sentido del humor.

Viñeta de Josep Maria Blanco sobre diabetes

Además, el dibujante nos obsequió con una ilustración representativa de la MGC para confeccionar un logo de gran tamaño para la conmemoración del 25 aniversario de la entidad en 2007, así como otras ilustraciones en las que ponía de manifiesto su afición a dibujar grandes multitudes. Es el caso de un dibujo que decora el área de dirección, con personajes, entre trabajadores y mutualistas, que llenan toda la calle Tuset, donde se encuentra la sede de la Mutua. Blanco siempre decía que este tipo de composiciones, tan llenas de personajes, que tanto le gustaban, nacían de la admiración que sentía por el gran cronista gráfico Ricard Opisso.

Nacido en 1926 en Barcelona, Blanco fue un prolífico creador de historietas y también el histórico dibujante de la popular ‘La familia Ulises’. El autor estuvo vinculado a la revista ‘TBO’ de 1951 a 1981 y era, de hecho, el último dibujante vivo de aquella generación. En el año 2016 recibió el Gran Premio del Salón del Cómic en reconocimiento a su carrera, y el año siguiente tuvo un papel destacado en la celebración en el certamen de los 100 años del ‘TBO’. El Salón le dedicó un apartado específico en la gran exposición de 100 originales de la publicación.