Body Pump: ¿qué es y qué beneficios tiene para la salud?

Body Pump

La falta de tiempo y la lentitud para conseguir resultados son algunos de los motivos por los se hace cuesta arriba empezar a hacer ejercicio. Una buena alternativa es el Body Pump, una rutina de ejercicios que fortalece y tonifica el cuerpo y que está teniendo mucho éxito entre los que quieren estar en forma pero no disponen de mucho tiempo. Te contamos por qué el Body Pump es el entrenamiento de moda.

¿Qué es el Body Pump?

El Body Pump es un programa de entrenamiento físico intenso que combina actividad aeróbica y trabajo muscular mediante el levantamiento de pesas al ritmo de la música. Son sesiones dirigidas, divertidas y motivadoras, en las que se fortalece el sistema cardiovascular y la gran mayoría de los músculos del cuerpo. La sencillez de los ejercicios, la intensidad elevada y el poco tiempo de descanso que se hace entre los grupos musculares facilitan que se consigan resultados evidentes rápidamente.

Este sistema de entrenamiento fue patentado por Les Mills International, un grupo dedicado a la creación de entrenamientos de fitness. Además del Body Pump, también son creadores, por ejemplo, del Body Combat y Body Balance,y todos son programas precoreografiados para dar homogeneidad al entrenamiento.

¿En qué consisten las clases?

Con una duración aproximada de 55 minutos, se utilizan diez temas musicales para trabajar de forma individual todos los grupos musculares del cuerpo. El primero se utiliza para hacer un calentamiento general. Ocho temas se dedican al trabajo de piernas, glúteos, pectorales, espalda, tríceps y bíceps, hombros y abdominales. Y el último, a los estiramientos. Existen también variaciones de la misma clase con una duración de 45 y 30 minutos, que omiten ciertos grupos musculares, para las personas que no disponen de más tiempo o para los que quieren iniciarse en la práctica de este entrenamiento y están en baja forma.

En Body Pump, todos los ejercicios se realizan con una resistencia añadida mediante una barra,unos discos de peso variable que permiten trabajar el músculo con más o menos intensidad y, opcionalmente, un banco aeróbico. El peso varía en función del grupo muscular que se trabaje, según la capacidad de la persona que lo practique y de los objetivos que se pretendan alcanzar con las clases. Entre los ejercicios típicos se encuentran las sentadillas o las flexiones, así como el levantamiento de barra.

La clase tiene siempre la misma estructura y la coreografía se repite durante aproximadamente tres meses, por lo que se practican cuatro coreografías al año. Este punto puede resultar una ventaja para el ejercicio, ya que los movimientos son sencillos y resultan fáciles de aprender.

Body Pump

¿Qué beneficios nos aporta el Body Pump?

La combinación de trabajo aeróbico y muscular del Body Pump tiene muchos beneficios:

  • Ayuda a remodelar el cuerpo gracias al fortalecimiento y la ganancia muscular.
  • Aporta más resistencia pulmonar y cardiovascular, lo que reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda a perder peso porque se queman calorías. En una sola clase de Body Pump se pueden realizar alrededor de 800 repeticiones rápidas (de 4 a 7 minutos por cada grupo muscular) y quemar un promedio de 600 calorías.
  • Tonifica y fortalece los músculos, por lo que se consigue mayor flexibilidad y una mejor postura, sobre todo en relación con la espalda. Ésto evita los dolores ocasionados por mantener una postura incorrecta y ayuda a prevenir lesiones en la práctica de otros deportes.
  • Mejora la coordinación, protege los huesos y articulaciones de posibles lesiones y mejora la condición física en general.
  • Mejora el bienestar psicológico gracias a la liberación de endorfinas que se produce con el deporte y al bienestar que produce la música y las actividades en grupo.

¿Para quién está indicado?

Gracias a la facilidad para variar el peso con el que se trabaja, según la condición física de cada persona, el Body Pump es una actividad recomendada para todos. Si el fondo físico es bajo, para evitar lesiones basta con añadir menos peso o ninguno a la hora de realizar los ejercicios en las primeras sesiones, e ir incrementando a medida que se gana condición física.

Como en cualquier ejercicio físico, cualquier persona con una condición especial de salud debe realizar el entrenamiento bajo prescripción y supervisión médica.

Body Pump

Recomendaciones para hacer Body Pump

Para aprovechar al máximo los beneficios de la clase se recomienda asistir como máximo tres veces a la semana, con un día de descanso entre dos sesiones, y complementar con dos o tres clases de ejercicio cardiovascular. Aunque los ejercicios son sencillos, para evitar lesiones debemos conocer la técnica y realizarlos de la manera correcta, mantener una buena postura y evitar un exceso de peso en la barra, aumentando la intensidad de forma progresiva.

Y, por supuesto, disfrutar de la clase. Las clases grupales de base musical suelen ser muy motivadoras y divertidas, por lo que podemos olvidarnos de lo demás y disfrutar de la actividad y de los compañeros.