6 creencias sobre los resfriados y la gripe

Mujer resfriada

Nos dicen los medios de comunicación que, este año, la incidencia de la gripe está tomando tintes de epidemia, sobre todo en el norte de España. Dicho en términos técnicos, se asegura que en esta temporada de 2018/2019, la mayoría de las Comunidades Autónomas han superado el umbral basal de síndromes gripales (o sea 55,5 casos por cada 100.000 habitantes) y se encuentran ya en fase epidémica.

No está de más seguir por tanto una serie de consejos para evitarla, y pasamos a continuación revista a 6 creencias arraigadas sobre la gripe y los resfriados.

Creencia 1: Podemos contagiarnos con el estornudo de alguien que esté cerca

La realidad: Sí, es cierto. El contagio puede producirse tocando cosas tan simples como el pomo de una puerta, un asidero del autobús o una toalla –si están contaminadas (o sea si alguien con gripe las ha tocado antes). Si le das la mano, igualmente, puede dejar el virus en la tuya y, si te tocas la nariz, los ojos o la boca el virus residente en tus dedos penetrará en el organismo y te contagiará.

Y… con el estornudo o la tos de alguien que esté cerca. Las minúsculas gotas acuosas que expulse son portadoras del virus y si las respiras… ahí está ya la gripe.

Creencia 2: Come si estás resfriado, pero ayuna si tienes fiebre

La realidad: Falso. No debes pasar hambre. Si te apetece comer algo, lo ideal es una sopa o una bebida caliente, bien nutritiva. Ayunar no te va a servir de nada. ¿Sabías que las bebidas calientes aumentan la temperatura de las vías aéreas (esto es: nariz y boca) y ese aumento ayuda a matar antes el virus?

Creencia 3: Puedo salir a la calle con el pelo mojado

La realidad: Parece que no está muy clara la conexión, pero se cree que es más fácil contagiarse cuando se pasa frío. La razón puede estar en que al tiritar de frío, o al estremecernos, el cuerpo entero se somete a un extra de estrés, lo cual afecta al sistema inmunitario, disminuyendo su efectividad.

Siempre tenemos gérmenes en la nariz y si el sistema inmunitario baja la guardia, penetrarán en el organismo. Mejor por tanto no pasar frío: sécate el pelo antes de salir.

Creencia 4: Puede coger dos veces la misma infección

La realidad: No, no es posible contraer un mismo virus dos veces. Pero esto hay que matizarlo. Hay –que se sepa- cosa de 200 diferentes tipos de virus de gripe y cada invierno se estima que nos llegan dos. Cuando ya has estado infectado con uno de ellos, tu cuerpo ha desarrollado anticuerpos contra él, con lo que no podrá volver a infectarte.

Pero si te ataca otra cepa, contraerás la enfermedad.

Creencia 5: El reposo te ayudará a pasar el resfriado

La realidad: De nuevo, hay que matizar, y distinguir entre resfriado y gripe. Si estás resfriado, algo de ejercicio moderado y el aire fresco te vendrán bien. Pero si lo que tienes es gripe, con fiebre de más 38ºC y los síntomas habituales (dolor de articulaciones, moqueo y tos o estornudos constantes, incluso dificultades respiratorias), no lo dudes: métete en la cama. El reposo es fundamental para recuperarse de una infección gripal.

Creencia 6: Los antibióticos es la única forma de librarse de resfriados y gripes

La realidad: Esto es completamente falso. Los antibióticos no pueden con los virus, y sirven solamente para atajar infecciones producidas por bacterias. Así y todo, tu médico podrá recetar antibióticos, pero sólo lo hará si existe una infección bacteria asociada a tu gripe, como una bronquitis.