La limpieza diaria tiene riesgos para tu salud

Productos de limpieza

A estas alturas no es nuevo para nadie que fumar es malo, igual que lo es la contaminación. Contra lo primero, ya se advierte hasta en los paquetes de tabaco y ya resulta difícil fumar, a veces hasta por la calle. Y contra la polución, los gobiernos limitan la velocidad en las carreteras como medida para limitar de las emisiones de CO2.

Con todo, no somos demasiado conscientes de la importancia que tienen los pulmones en la salud. La respiración es un proceso reflejo, no voluntario, y pensamos que nuestro fuelle estará siempre ahí. Pero hay que cuidar los pulmones y a veces no lo hacemos adecuadamente.

Un estudio ha puesto de manifiesto que algo tan aparentemente inocuo como la limpieza doméstica diaria puede influir negativamente en la salud pulmonar. Según los investigadores, los resultados mostraron que las personas a cargo de tareas de limpieza tenían una disminución de la función respiratoria de hasta un 17%, por causa de su trabajo. Y que las personas responsables de esa tarea en su propia casa veían disminuida la función pulmonar un 14% tras 20 años.

“Hay determinados productos de limpieza que son peligrosos”, concluye el Dr. Jörgen Vestbo, de la Universidad de Manchester y líder del estudio. “Muchos son realmente nocivos para la salud y deben tomarse precauciones para evitarlos. Y cualquier duda sobre ellos debería consultarse con el médico de familia”.

Los agentes limpiadores detectados:

  • Algunos desinfectantes bactericidas contienen cloruro de benzalconio, un compuesto del amonio que se usa en limpiezas profundas por su poder desinfectante (bactericida). Es tóxico para la piel, los pulmones y el sistema inmune, según la Cosmetic Safety Database (una base de datos norteamericana sobre productos químicos corrientes).
  • Algunos blanqueadores, que contienen productos derivados del sodio, como el hipoclorito de sodio.
  • Aditivos para añadir aroma al producto, como el limoneno, que huele a limón.
  • La isotiazolinona, presente en algunos detergentes líquidos.

Lo que puedes hacer

Los expertos sugieren formas efectivas para evitar el efecto nocivo sobre los pulmones.

Recomiendan lo siguiente:

  • Lee detenidamente los ingredientes de los limpiadores, procurando evitar los mencionados arriba.
  • Sigue cuidadosamente las instrucciones de uso tal como se indican en la etiqueta.
  • No uses limpiadores en espray, que inundan el ambiente de gotas microscópicas que penetran más fácilmente en los pulmones y que pueden acabar por provocar asma. Utiliza mejor bayetas.
  • Ventila bien, tanto después de la limpieza como durante ella. Asegúrate de que la habitación queda bien ventilada.