Ventajas e inconvenientes de la aspirina

aspirina

La aspirina es probablemente la medicina más famosa de la historia de la farmacología. Sus bondades justifican esta fama y constantemente aparecen nuevas ventajas del popular fármaco. Por ejemplo, en la prevención de enfermedades como el cáncer; o como agente reductor del riesgo de padecer trastornos cardiacos serios. Pero, como en todo fármaco, es importante conocer las ventajas y los inconvenientes. Más abajo las explicamos.

Uno de los últimos descubrimientos referentes a las bondades de la aspirina lo aportan unos científicos de la Universidad de Oxford. Los investigadores afirman que se debería tomar aspirina inmediatamente después de padecer una isquemia transitoria (disminución temporal del riego sanguíneo, debida fundamentalmente a la obstrucción temporal de una arteria) para bajar sustancialmente el riesgo de un posterior ataque, que podría resultar muy grave y provocar incluso la muerte.

Los investigadores afirman que no se han estudiado bien los beneficios de tomarla lo antes posible, y con frecuencia se plaza demasiado el tratamiento. Según el estudio, continuar el tratamiento tras la isquemia reduce el riesgo de ataques posteriores en un 80 por ciento, en lugar del 15 por ciento que se venía pensando.

“Sabíamos por estudios anteriores que el beneficio de la aspirina a largo plazo es relativamente pequeño. Pero nuestra idea era que a corto plazo podría ser mucho mayor. Tomar aspirina inmediatamente después de un “toque de atención” del corazón podría tener unos beneficios impensables, dijo el Dr. Peter Rothwell, de dicha universidad.

medicamentos

La investigación estudió datos de más de 15.000 pacientes cardiacos tratados a largo plazo con aspirina, y los de otras 40.000 personas tratadas a corto plazo tras un ataque agudo. Se encontró que no sólo casi todos los beneficios se daban en las semanas iniciales, sino que el medicamento reducía la gravedad de los ataques posteriores.

“Los médicos deberían dar aspirina inmediatamente después de un ictus, o si se sospecha un ataque cardiaco menor, antes incluso de la intervención de un especialista, añadió.

Conforme a las cifras proporcionadas por el Grupo de estudios de enfermedades cerebrovasculares de la SEN (Sociedad Española de Neurología), en España se diagnostican anualmente 120.000 ictus. En 2006 el ictus fue la segunda causa de muerte en nuestro país, y la primera causa de muerte en la mujer (19.038 casos). Los ictus provocan más incapacidad y muertes prematuras que el Alzheimer y los accidentes de tráfico juntos.

Pros y contras de la aspirina

A estas alturas están más que claros los beneficios de la aspirina. Y es inevitable hacerse eco de la pregunta que muchos se hacen, la pregunta del millón: ¿se debería tomar a diario?

Conviene tener en cuenta que la aspirina tiene riesgos que pueden ser muy serios. El más grave es la hemorragia gastrointestinal, y este riesgo crece a medida que se toma más aspirina. El lado bueno es que cuanto mayor es el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, mejor resulta tomarla. Básicamente de eso se trata: evaluar pros y contras.

medicinas

Quede bien claro que bajo ningún concepto debe tomarse aspirina a diario a no ser que un médico lo recomiende. Pero no está de más dar algunas pautas que pueden servir de ayuda para tomar la decisión correcta.

  • Si la persona está sana, no debe tomarse aspirina como agente preventivo de ataques cardíacos.
  • Si, en cambio, el paciente ya ha tenido un ataque, la recomendación es clara: tómela diariamente (aspirina u otro “licuador” de la sangre) a menos que el médico diga lo contrario.
  • Los médicos ya no recomiendan a los diabéticos tipo 2 la toma diaria de aspirina (porque no existen pruebas científicas claras que justifiquen sus beneficios).
  • Según todos los estudios disponibles, si el médico le recomienda tomar aspirina, la dosis adecuada es de 100 mg diarios en prevención de acontecimientos cardíacos y de 300 mg para prevenir problemas neurológicos.
  • Si el paciente ha tenido un cáncer en aparato digestivo, parece que la aspirina podría reducir el riesgo de metástasis. Es importante tener en cuenta que algunos tipos de cáncer intestinal tienen carácter genético y, si ha habido algún caso en su familia, puede tener un beneficio adicional.
  • Si tiene un problema de fibrilación auricular (un tipo de arritmia cardíaca), el riesgo de ataque es un 500% mayor. No se debería tomar aspirina en estos casos, pues no es tan efectiva como el Sintrom (acenocumarol) u otras alternativas recientes.
  • Los pacientes que sufren indigestión o que han tenido una úlcera de estómago no deben tomarla regularmente, si es necesario hacerlo, tomarla acompañada de un protector gástrico del tipo del omeprazol.
  • Los pacientes asmáticos pueden ver empeorados los pitos pulmonares (uno de cada 50 pacientes) y otros síntomas asociados.

Un pensamiento en “Ventajas e inconvenientes de la aspirina