Enfermedades de transmisión sexual: 5 creencias erróneas…

pareja

… de las que te tienes que olvidar.

La incidencia de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en España sigue aumentando y está llegando a niveles alarmantes, nos dice la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

Es conveniente dejar claro algunas creencias populares acerca de estas enfermedades y sobre las vías habituales de contagio.

Creencia 1: El virus del sida sólo se contagia entre gays y drogadictos

El virus que provoca el sida, el temible VIH, puede en realidad contagiar a cualquiera. Mucha gente todavía piensa que solo se contagia entre hombres que practican sexo con hombres o a través de las agujas que comparten los drogadictos. Pues no es así. Puede infectar a cualquiera, mujeres u hombres, sin importar su condición sexual. El problema es que se tiende a despreocuparse, olvidándose de los riesgos de contagio.
Se piensa que en 2014 había entre 130.000 y 160.000 personas infectadas en España, y el 33,4% de los contagios se produjo a través de relaciones heterosexuales. Del número total, el 23,5 por ciento son mujeres, según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Es clave detectar la infección lo antes posible, con lo que es fundamental detectarla precozmente. Si crees que por cualquier causa has podido estar en contacto con el virus, acude inmediatamente a tu Centro de Salud para hacerte un test.

Creencia 2: No se transmite por sexo oral

En general, la probabilidad de contraer una ETS por sexo oral es más baja que por sexo vaginal o anal, pero el riesgo sigue existiendo. Y, además, otras ETS se contagian con más frecuencia por vía oral, como es el caso de la sífilis, la gonorrea o el herpes simple.

La mejor manera de protegerte durante el sexo oral (o vaginal, o anal) es que uses preservativos, que constituyen una barrera muy eficaz contra los agentes patógenos.

Creencia 3: Se puede saber si alguien está infectado con una ETS

Se tiende a asociar bultos, moratones, erupciones o flujos y secreciones anormales con las enfermedades de transmisión sexual. Esto es falso: las ETS no siempre provocan síntomas, o éstos pueden aparecer semanas después de la infección. Por ejemplo, el 70% de las mujeres infectadas con Chlamydias, y el 50% de los hombres no tienen síntomas evidentes de la infección, o pueden ser tan leves que no se notan.

mujer en la cama00

Mito 4: Si tu pareja no está infectada, tú tampoco lo estarás

Aunque el que tu pareja no tenga ninguna ETS sin duda es buena noticia, puede no librarte a ti. Puedes, sin saberlo, tener una infección latente, contraída con tu anterior pareja, una infección que no provoque síntomas. Recuerda que las enfermedades de transmisión sexuales más importantes son el VIH-sida, la gonorrea, la sífilis, las Clamidias y las hepatitis de los tipos B o C.

Haznos caso: es realmente importante que a la menor duda te hagas los tests.

¿Dónde?

Muy fácil: en tu Centro de Salud. O bien, pide cita con tu Médico de Familia.
Los centros de salud generalmente pueden solicitar un “perfil de ETS”, que somete al paciente a los tests de VIH y sífilis. Pero si el médico lo cree adecuado (recuerda decírselo si tienes dudas), puede pedir pruebas específicas de las otras ETS.

Un pensamiento en “Enfermedades de transmisión sexual: 5 creencias erróneas…

  1. Os felicito por vuestra colaboración en la educación sanitaria, os animo a seguir adelante.