Me duele el estómago

El dolor de estómago normalmente viene provocado por la lesión del tejido estomacal. Es un síntoma importante que nos informa de la naturaleza de las enfermedades gastroduodenales. El Dr. Fèlix Mozo Pou, Especialista en Digestología del Centro Médico Mútua General de Catalunya, nos explica sus causas y qué alimentos son los más adecuados cuando tenemos dolor de estómago.

¿Qué tipos de dolor de estómago podemos sentir? El dolor de estómago es una experiencia muy desagradable y viene provocada, generalmente, por una lesión del tejido del estómago. Es un síntoma importante porque informa de la naturaleza de las enfermedades gastroduodenales. A la hora de realizar un diagnóstico de las causas del dolor de estómago siempre se ha de tener en cuenta la localización, la presentación, la intensidad y el ritmo de este dolor.

  • La localización es muy importante porque el estómago va desde la parte superior del abdomen hasta casi encima del ombligo y hacia el lado derecho del organismo, que es es hipocondrio. Todos los dolores que se presenten en esta zona pueden deberse a un problema gastroduodenal y es lo que se llama el dolor visceral.
  • En cuanto a la presentación, puede ser de una manera aguda, de un dia para el otro, o de un dolor crónico que se va constituyendo hasta que supone una molestia. Este dolor sería el somatoparietal. También podría ser un dolor referente, que se manifestaría como un dolor constrictivo (opresivo), que podría ser que no fuese del estómago sino del corazón.
  • En cuanto a la intensidad, como no todos tenemos la misma sensibilidad, depende de cómo te dice el paciente que lo siente. Hay que ver si es muy intenso, continuo, si es un cólico, si es un dolor espasmódico, penetrante, desgarrador, desfalleciente…
  • En cuanto al ritmo, hay que tener en cuenta si el dolor se produce antes o después de comer, varias horas después de una comilona, si te despierta por la noche…

¿Qué causas o factores pueden provocar dolor de estómago? Las causas y el factores son múltiples. En el estómago tenemos unas células que producen los ácidos gástricos y una mucosa que protege la zona de ese ácido, permitiendo la recuperación celular. Es una zona donde se encuentras muchos neuroreceptores, que son los que informan del dolor.

¿Qué puede provocar esas alteraciones tanto de la mucosa como de las células? Pueden ser:

  • Alimentos en mal estado, excesivamente condimentados, excesivamente salados o excesivamente ácidos.
  • Intolerancias personales a según qué alimentos.
  • También influyen los medicamentos que son lesivos per se sobre la mucosa del estómago: antiinflamatorios, aspirinas o algunos antibióticos.
  • A pesar de que algunos dicen que no, el exceso de café, el alcohol de alta graduación y sobre todo el tabaco.
  • Tambièn las infecciones, tanto las propias del estómago como las que vienen de otros lugares.

¿Qué síntomas puede provocar la dispepsia o dolor de estómago? La dispepsia es una palabra que indica mala digestión, por lo que teóricamente ha de estar asociada a la alimentación. Y esto incluye todos los dolores que vienen del estómago. Tanto los del reflujo, como los de la úlcera gastroduodenal u otros que no sabemos de dónde vienen.  Por tanto, los síntomas principales son los ardores de estómago, la acidez estomacal, el dolor de estómago, saciedad inmediata al comenzar a comer, sensación de plenitud después de las comidas (empacho), gases, náuseas e incluso vómitos.

¿Qué alimentos podemos comer cuando tenemos dolor de estómago? Depende mucho del dolor de estómago. Si el dolor es muy agudo normalmente no se tiene deseos de comer. Y si se come, deben ser cosas muy suaves, poco a poco e ir reincorporando paulatinamente otros tipos de alimentos hasta que puedes volver a hacer una dieta sana y equilibrada. Es tan importante la calidad de la comida como la cantidad. Pensemos que el alimento activa la acidez basal del estómago. Por tanto, cuanto más ácido, más dolor. Si se hacen comidas muy copiosas, se tendrá mucho ácido y se tendrá muchas más molestias. Entonces, se tiene que comer poquito y a menudo, comiendo de todo. Y sobre todo por la noche no cenar mucho, cenar temprano, esperar siempre un par de horas para irse a dormir para que hayas podido hacer un poquito de digestión.Pero la alimentación debe ser sana, eliminando productos muy salados, muy condimentados, el alcohol, el exceso de café y, sobre todo, eliminar el tabaco.

Centro Médico Mútua General de Catalunya, un centro médico abierto a todo el mundo