Tengo el colesterol alto

La hipercolesterolemia o colesterol alto se define como la presencia de niveles elevados de grasa en la sangre. Este desajuste metabólico puede ser perjudicial para la salud cardiovascular. Hablamos sobre sus causas y tratamiento con la Dra. Juliana Martínez Hernández, especialista en medicina preventiva y medicina general del Centro Médico Mútua General de Catalunya.

¿Qué es el colesterol alto?

El colesterol alto o hipercolesterolemia es cuando tenemos niveles de grasa en sangre superiores a la normalidad. No hay un término justo que defina el colesterol alto, sino que depende de:
– la edad del paciente,
– del sexo del paciente,
– de antecedentes patológicos y sobre todo,
– del riesgo cardiovascular que este paciente presente.

¿Qué valores de colesterol son considerados altos?

Se considera colesterol alto cuando el valor total está por encima de 200. Haciendo la diferenciación de lo que conocemos como colesterol bueno (HDL) y colesterol malo (LDL), el colesterol bueno tiene que estar con unos valores por encima de 50 y el malo por debajo de 130. El ajuste de estos dos tipos de colesterol es el que nos da el riesgo. Estos valores cambian cuando el paciente presenta un factor de riesgo cardiovascular, que se piden entonces unos controles más estrictos.

¿Qué efectos puede tener en el organismo?

El efecto básico del colesterol alto es la aterosclerosis, que es cuando la grasa se adhiere a las paredes de las arterias y éstas se obstruyen ligeramente. Esta obstrucción arterial, depende de en qué nivel la encontremos, nos puede dar una patología u otra, a nivel cerebral o a nivel cardiaco. Otro factor que influye en el colesterol es la aparición de esteatosis hepática, que es cuando el hígado se empieza a cargar de grasa por el filtrado continuo que está haciendo del colesterol.

¿Cómo podemos prevenir el colesterol alto?

Hay dos tipos de colesterol alto: el colesterol alto porque se tiene una patología de base, por ejemplo problemas tiroideos, problemas, endocrinos, que se esté en tratamiento con esteroides, o que se esté en tratamiento por otro tipo de patología metabólica. El tratamiento en estos casos sería el de la patología de base.Y el otro tipo es el colesterol primario, que está provocado por la alimentación.

En este caso las recomendaciones serían dietéticas y adoptar hábitos de vida saludable:

Bajar el consumo de grasas saturadas y el consumo de embutidos, moderar el alcohol, eliminar el tabaco y tener un ritmo de vida natural: hacer ejercicio de forma regular. Y, sobre todo, tener en cuenta que, a partir de los 50 años, el metabolismo baja, por lo que la acumulación de colesterol empieza a ser mucho más frecuente.

¿Qué alimentos bajan el colesterol?

Los alimentos que pueden bajar el colesterol son sobre todo los que tienen Omega 3 en su composición: aceite de pescado, pescado azul, aceite de oliva. También tienen una buena recomendación para nivelar el colesterol bueno y el colesterol malo, las nueces. Es un buen producto pero no debemos abusar de su consumo porque si no,, se puede producir un efecto adverso, acumulándose colesterol malo (LDL). La cantidad óptima sería tomar 2 o 3 nueces al día. También estaría muy indicado para bajar los niveles de colesterol el aporte de fibra, que lo obtenemos con las legumbres.Y esto se resumiría en hacer una buena dieta mediterránea, que es la que toda la vida hemos realizado.