6 cosas poco habituales que indican que hay problemas

Piernas cansadas

Cuando hay algo que no funciona como debiera, el cuerpo humano, que es muy listo, nos envía una señal: un mensaje avisando de que hay que revisar algo, de que algo se está cociendo en el interior. Y debemos hacer caso de ese aviso, pero lo malo es que no siempre es así.

Un estudio realizado en California mostró que muchas mujeres no van al médico porque están muy ocupadas, o porque no pueden faltar al trabajo. Y, si bien el estudio se centró en mujeres, nada indica que el caso de los hombres sea diferente. Es más, la comunidad científica tiene por cierto que los hombres hacen menos caso de su propia salud que las mujeres.

Desde luego –a fuerza de ser sincero- es más sencillo no hacer caso que preocuparse por algo que… bueno, probablemente no sea nada, ¿no?

Esta actitud es un error, un error mayúsculo y conviene que lo recuerdes. Siempre es mejor prevenir que curar y, si hay que curar, cuanto antes se haga menor será el mal. Por ponerte un ejemplo drástico, si un cáncer se diagnostica con los primeros síntomas puede curarse por completo. Pero si se espera y se le deja avanzar, las probabilidades de curación disminuyen drásticamente.

De modo que cuando notes que te sucede algo raro, no habitual, piensa que es una señal de aviso y debes plantearte contársela a tu médico. A continuación te indicamos algún toque de atención de tu cuerpo.

1. Se te han hinchado las piernas

¿Parecen especialmente hinchadas, tus piernas? Podría tratarse de un edema, que es una acumulación de líquido consecuencia de algún problema. Podría ser cosa de la glándula tiroides o incluso de algo peor, como un problema de riñones o cardíaco. Debes ir al médico.

Un problema de tiroides se puede tratar, bien con medicación, bien con algún ejercicio adecuado. Si se tratara de algo renal o cardiaco… bueno, con mayor razón debes pedir cita con él.

2. Tienes antojos por comer cosas frías

¿Abres la nevera con alguna frecuencia, buscando cosas frías que llevarte a la boca, aunque sea sólo hielo? Pues eso podría revelar que tienes falta de hierro. Parece que la falta del mineral provoca ansias por cosas sin valor nutritivo, fundamentalmente frías.

Si se confirma, mediante el oportuno análisis de sangre que habrá pedido tu médico, él mismo te dirá qué es lo ideal y probablemente te recetará un suplemento de hierro. También podrá ayudar el que añadas platos ricos en hierro a tu dieta, como verduras de hoja, carne roja (sin abusar de ella) o cereales fortificados con hierro. Un suplemento de vitamina C facilitará la absorción del mineral en el cuerpo.

3. Tienes arrugas en sitios raros

Las arrugas las produce la edad, claro está y a todos nos toca a su debido tiempo. Pero si tienes arrugas en zonas no expuestas habitualmente a la luz del sol, como la parte superior de los brazos, podría darse el caso de que tuvieras alta la tensión. Así lo mostró un estudio publicado en la revista The Journals of Gerontology en 2012.
Si es tu caso, habla con el médico, que posiblemente limite el consumo de sal y de alcohol, como primera medida.

Mal Aliento

4. Tienes halitosis: mal aliento

El problema podría estar en tus encías, si te ves obligado a tomar pastillas de menta para disimular tu mal aliento. El más habitual es la llamada gingivitis, una inflamación de las encías consecuencia generalmente de una infección por alguna bacteria.

La gingivitis debe tratarse, pues puede degenerar en la enfermedad periodontal que acaba causando la caída de dientes. Asegúrate de seguir una higiene dental adecuada, cepillándote los dientes después de cada comida y usando seda dental, o cepillitos interdentales, para eliminar los restos de comida.

5. Tu orina es oscura

Algo pasa, si tu orina es oscura. Puede ser un principio de deshidratación y lo que pasa es que está muy concentrada por falta de líquido. Bebe agua, en este caso. Pero ese color oscuro puede deberse a la presencia de sangre, y esto revelaría un problema de hígado o de riñón.

En cualquier caso, habla con tu médico y, mientras te recibe, bebe abundante líquido, haz algo de ejercicio y come cosas sanas.

6. Tus deposiciones son negras

Se llaman también heces en forma de melena e indica la presencia de sangre: hay que mirarlo inmediatamente, porque puede revelar una hemorragia interna, posiblemente debida a una úlcera de estómago o del duodeno (aunque puede tener otras causas).

Ve al médico cuanto antes y, como primera medida, evita comer cosas fuertes, especiadas o picantes.

Un pensamiento en “6 cosas poco habituales que indican que hay problemas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *