Más de 200.000 grullas de papel artesanales y únicas recogidas para “1 origami 1 euro”

Escribir un deseo y decorar cada origami ha sido el objetivo de este año de la campaña solidaria “1 Origami 1 Euro” para concienciar a los jóvenes sobre la cultura del esfuerzo y la dedicación a los demás. La Fundació Mútua General de Catalunya celebra este año su quinta edición con 1 millón de origamis acumulados y 250.000 € de donación a lo largo de su historia convirtiendo este proyecto en el “latido de la Mútua”

La Fundación Mútua General de Catalunya cierra la V edición de la campaña solidaria “1 Origami 1 Euro” celebrando el millón de grullas solidarias recogidas a lo largo de todas sus ediciones. Este año se ha conseguido que cada origami fuera una pieza única, y se han recogido más de 200.000 grullas de papel, pequeñas obras de arte llenas de deseos, hechas por más de 82.000 alumnos y alumnas de 208 colegios de toda Catalunya, que han convertido este proyecto en el “latido de la Mútua”.

En una sociedad cada vez más digital, la importancia de trabajar la cultura del esfuerzo y dedicar tiempo a los demás, toma fuerza. Con esta nueva propuesta, la Fundación Mútua General de Catalunya quiere volver a la idea primaria del origami, símbolo de salud, bienestar, felicidad y prosperidad, donde el ejercicio de trabajar cada pieza de forma individual pintándolo y escribiendo un deseo en él, se convierte en tiempo que dedicamos a los demás.

Desde ”1 Origami 1 Euro” se han realizado un total de 24 modelos diferentes con motivos geométricos que cada niño y niña ha decorado personalmente. Estos diseños se han inspirado en los tradicionales mandalas, unas representaciones tradicionales de la cultura hindú y budista sobre la vida, donde los colores transmiten una serie de energía y beneficios.

Pintar con colores reduce el estrés y la ansiedad, mejora la concentración y la capacidad de introspección. Un fantástico ejercicio de relajación para los más pequeños y también para los mayores. Por este motivo, este año el tiempo dedicado a personalizar cada pieza es más importante que nunca, fortaleciendo así el vínculo emocional con el proyecto solidario “1 Origami 1 Euro”.

Es el caso de Noah de 9 años, quien ha querido enviar sus deseos pintando con los colores que más le gustan un total de 10 origamis. Como Noah, miles de niños y niñas de todo Catalunya han enviado su deseo especial a través de unos origamis más coloridos que nunca.

Este año el donativo irá en beneficio de La Marató de TV3, Solidaridad Sant Joan de Déu y Amics de la Gent Gran. A lo largo de todas las ediciones la Fundación Mútua General de Catalunya ha colaborado con 250.000€ de donativo repartidos entre entidades como la Fundació Josep Carreras, la Fundació Catalana Síndrome de Down, la Associació de Nens amb Càncer (AFANOC) y la Fundació Dr. Iván Mañero, además de todas las ediciones de La Marató de TV3 con las que ha coincidido el proyecto “1 Origami 1 Euro”.

Como cada año, los colegios que han participado han podido elegir a cuál de las tres entidades han querido destinar sus origamis. Así entonces, la Fundación Mútua General de Catalunya repartirá la parte proporcional del donativo de 50.000€ con un 62.3% a La Marató de TV3, el 22.56% a Solidaridad Sant Joan de Déu y un 15.14% que irá para Amics de la Gent Gran.

En los próximos meses, la Fundación Mútua General de Catalunya repartirá estos conjuntos en formato “Senbazuru” de 1.000 origamis entre hospitales y residencias de toda Catalunya, un gesto para desear salud y bienestar a todas aquellas personas que lo necesitan.

BENEFICIOS DEL MUNDO ORIGAMI

El origami es un arte tradicional de Japón que tiene como uno de sus más nobles atractivos la versatilidad para crear y recrear el mundo tal y como lo concibe el ser humano. Tradicionalmente, regalar grullas de papel se asocia con el hecho de querer desear lo mejor a alguien o sencillamente tener un detalle especial con alguien a quien quieres o que es importante para ti.

A parte del elemento solidario del proyecto “1 Origami 1 Euro”, existe también un elemento educativo. La técnica del origami tiene asociadas innumerables competencias educativas, así como aprender valores como la paciencia, la atención, la concentración, la disciplina y la creatividad.

Este año la Fundación y la Mútua General de Catalunya ha querido invitar a los niños y niñas de las escuelas de Catalunya, así como a sus familias y amigos, a dedicar un poco de su tiempo y de su imaginación haciendo que cada origami sea único y especial.

UNA HISTORIA MILENARIA

‘1 origami 1 euro’ es una idea basada en la historia de la Sadako Sasaki (1943- 1955), una niña japonesa que deseó curarse de su enfermedad, producida por la radiación de la bomba atómica de Hiroshima, haciendo 1.000 grullas de papel. Pensó que su deseo no sólo sería para curarse, sino también para que todo el mundo pudiera vivir en paz y no hubiera más guerras. Sadako no pudo superar la enfermedad y no terminó de hacer todas las grúas (tuvo que parar en la 644), pero sus amigos llegaron a hacer las 1.000 grúas formando un “Senbazuru”, de esta manera se convirtió en un símbolo de paz en todo el mundo. Recogiendo el espíritu de esta historia, la Fundación Mutua General de Catalunya decidió canalizar la iniciativa ‘1 Origami 1 euro’ a través del programa’ La Marató de TV3 ‘, cuyo objetivo es recaudar fondos para causas solidarias.

‘1 Origami 1 euro’, una campaña que ha triunfado entre los niños y niñas de toda Cataluña, se ha convertido en el “latido de la Mutua”, consiguiendo asociar a la Fundación Mútua General de Catalunya con los valores que representan las grúas de papel: solidaridad, esfuerzo y dedicación. Y lo más importante, afianzar su razón de ser: es decir, el fomento de la salud y la prevención de la enfermedad en beneficio de toda la sociedad.