Qué te quiere decir la vejiga sobre tu salud

Toilet

Todos conocemos, en mayor o menor medida, la importancia de cambios en los hábitos intestinales, y las consecuencias que pueden tener sobre la salud. Pues lo mismo pasa con la vejiga, pero somos en general menos conscientes. Y es lo suficientemente importante como para prestarle atención.

1. Te duele al orinar

Pues no debería pasar. Si te duele –mucho o poco- al orinar, algo no está yendo bien. Normalmente se tratará de una infección, como la cistitis, o bien un problema infeccioso en los riñones que puede causar ardor al orinar. También puede ir acompañado de dolor en el bajo vientre o la parte baja de la espalda, donde están los riñones. En algunos casos, el cólico renal se manifiesta así también. En cualquier caso, debes ir al médico para que diagnostique adecuadamente e instaure el tratamiento adecuado.

Las mujeres, durante la menopausia, pueden tener signos de infección urinaria, aun cuando los análisis indiquen que no existe infección. Se puede tratar de un problema llamado uretritis atrófica, y está provocado por la falta de estrógenos en las zonas de la uretra y la vulva. Si persiste, el médico podría recomendar el tratamiento hormonal sustitutivo (o THS) además de ciertas cremas y medicinas.

2. Produces demasiada orina

Además de ser una gaita, orinar excesivamente puede ser un síntoma significativo. Si orinas frecuentemente pequeñas cantidades, incluso cada media hora o menos, se puede tratar de una infección del tracto urinario o un problema de próstata. Pero puede tener muchas otras causas. Algunas tan simples como que bebes mucho, particularmente bebidas como el café o el té, que son diuréticas. Ciertos medicamentos, como los antihipertensivos, pueden también tener un efecto diurético urgirte a ir al cuarto de baño a orinar.

También puede darse el caso de que orinar a menudo, particularmente si tienes sed, puede ser una señal temprana de diabetes. O de que tienes un síndrome conocido como vejiga hiperactiva, que genera necesidad de orinar con mucha frecuencia.

3. Tienes que orinar con urgencia

Una repentina e irresistible urgencia de ir al cuarto de baño: se llama urgencia urinaria, y puede ser síntoma de una infección urinaria. Pero en muchas mujeres puede tratarse de un efecto secundario permanente, debido a un trastorno llamado vejiga hiperactiva. La vejiga controla la orina mediante unos músculos llamados detrusores, que pueden ser muy sensibles y enviar al cerebro la señal de que urge orinar, cuando en realidad la vejiga no está llena. Suele suceder después de la menopausia y a menudo se ve agravado por problemas de estrés o, de nuevo, por consumir bebidas diuréticas, como el café o el té.

Pero tampoco sabemos siempre por qué se produce. Afortunadamente, hay tratamientos, como ejercicios de readaptación de la vejiga, y algunos medicamentos, que pueden ser muy efectivos.

toilet paper

4. Tienes pérdidas

Es un problema muy frecuente. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia nos dice que en España afecta desde al 25% de mujeres entre 25 y 49, hasta a más del 35% de más de 60 años. Incluso puede no dar tiempo a llegar al cuarto de baño.
Las pérdidas también pueden producirse cuando hay alguna presión en el abdomen, y esto se conoce como incontinencia urinaria de esfuerzo, o de estrés.

Es relativamente frecuente en mujeres que han tenido problemas en el suelo pélvico durante el embarazo y, al toser o estornudar, como se produce una contracción muscular, se presenta el problema.

Se debe a una debilitación de los músculos que forman el suelo pélvico, que también controlan el paso de la orina y al estar debilitados, no pueden soportar la presión adicional en la vejiga. Las pérdidas también pueden ser síntoma de estreñimiento, o de un prolapso uterino. En cualquier caso, siempre debes ir al médico para que averigüe cuál es el problema.

5. Tienes sangre en la orina

Al que ir al médico sin falta, porque no es normal que haya sangre en la orina. Puede deberse a una infección de la vejiga o del riñón, como una cistitis. Normalmente va acompañada de dolor al orinar y se resuelve cuando la infección remite. Las piedras en el riñón también pueden provocar sangre en la orina, y posiblemente te duela al orinar.
Si tienes sangre en la orina sin que te duela, se trata de un síntoma mayor: algo que hay que investigar ya mismo. Puede ser un mal signo, como de un cáncer de vejiga y debe acudirse al médico con toda urgencia.

En España se presentan unos 12.000 casos al año, lo que supone el 11% de los cánceres en hombres (10.700 casos) y el 2,4% en mujeres (1.500 casos), según la Asociación Española contra el Cáncer. Hasta el 75% de los casos se da en fumadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *